Poemas por Daniel Nuño

 

El más bello resplandor

El mas bello resplandor 
que brillo en la Navidad 
no fue el que causo temores.. 
Cuando un ángel a pastores 
les anunciaba la paz. 

Ni tampoco fue la estrella 
la que al cortejo oriental 
guió, como fiel centella. 
Su luz diáfana y bella 
no es la lumbre principal. 

El resplandor mas potente, 
estaba en la humilde cuna, 
donde un niño sonriente 
brindaba al mundo creyente 
la mas hermosa fortuna. 

Aquel rayo luminoso 
que en Belén se inauguraba 
lleno mi alma de luz, 
cuando mirando a la cruz 
mis pecados perdonaba. 

Cristo es el gran resplandor, 
la mas potente lumbrera. 
El lucero triunfador, 
Que en Belén con paz y amor 
se mostró por vez primera. 






Ni sitio donde nacer 

Me da pena, Señor mío, 
que al nacer nadie te diera, 
ni una habitación siquiera 
de resguardarse del frió. 

Siento, hasta remordimiento 
por aquella indiferencia, 
!Que mal honran tu presencia! 
!Que pobre es tu nacimiento! 

Mas no me atrevo a culpar 
a las gentes de Belén 
porque quizás yo también 
lo mismo podría obrar. 

Es difícil de entender, 
Tu que todo lo creaste 
viniste al mundo y no hallaste 
ni sitio donde nacer. 

Yo te doy gracias Señor 
porque en mi naciste un día, 
y hoy canto con alegría 
Que Cristo es mi Salvador. 






La Paz del Mundo 

En Belén, noble cuidad 
como hermosa maravilla 
se manifestó la paz 
de la forma mas sencilla.

Ángeles la pregonaron 
con indecible alegría. 
"Paz en la tierra"--cantaron 
"Porque ha nacido el Mesías". 

Y allí se manifestaba 
la paz del mundo perdido. 
Sobre un pesebre se hallaba 
EL que al hombre ha redimido. 

Los que hablaron de su vida 
ya desde la antigüedad 
lo anuncian en su venida 
como "Príncipe de Paz" 

Paz y alivio verdadero 
para el alma atormentada. 
Paz para el hombre sincero. 
Paz sublime: Paz sagrada. 

Cristo es la Paz y el consuelo 
que los hombres necesitan. 
Es la repuesta del cielo 
para el que humilde le invita. 

Busca al Señor, y también 
dirás como un desafió; 
"La Paz que nació en Belén, 
hoy mora en el pecho mío"






Los Cielos se Abrieron 

Los cielos se abrieron 
como una cortina. 
Y la luz Divina, en su aparición 
cegó a los pastores 
que humilde velaban, 
y esto les causaba miedo y turbación. 

Mas no les dio tiempo 
de hacer conjeturas 
porque una criatura, bella, celestial 
les dio un gran mensaje,: 
La grata noticia, 
que el Sol de Justicia es vivo y real. 

Ya no sienten miedo 
pues nació el Mesías. 
La fiel profecía, por fin se cumplió.. 
Y en sus corazones 
tristes y abatidos, 
sienten que ha venido 
la Gran Redención. 

Se oye el dulce canto 
que del cielo viene, 
Ellos también tienen 
ganas de cantar... 
Por eso a la aldea 
corren presurosos. 

Están deseosos 
de a Cristo adorar. 
Llevan sus zurrones 
algo malolientes, 
llenos de presentes 
para el Salvador. 

Son para mostrarle 
su agradecimiento. 
!Fiel recibimiento 
de un Libertador....! 

Sencillez, que agrada 
a un Dios que es perfecto; 
aunque haya defectos 
si hay sinceridad, 
Dios busca esos hombres 
que sinceramente, 
se humillan fervientes 
ante Su Verdad. 

Vamos, pues nosotros, 
como los pastores, 
a darle loores, 
sin hipocresía.. 
Esta es la alabanza 
que un cristiano ofrece, 
y que bien merece 
JESÚS EL MESÍAS. 






Navidad es...

 Navidad es bella Aurora, 
Mas dulce que un caramelo, 
Es un regalo del cielo 
para el alma pecadora.. 

Es el mensaje Divino 
que su Amor nos manifiesta, 
Es la mas hermosa fiesta 
que halla el hombre es su camino. 

AL final del candelario 
llega, gozosa y sencilla 
colmada de maravillas, 
con la fe por escenario. 

Navidad es Esperanza 
de perdón y eterna vida. 
Es Dios que al hombre convida, 
Feliz Bienaventuranza.. 

Es, un bello amanecer, 
La luz del mas claro día, 
que empieza con la alegría, 
del que nos vino a traer.. 

Su Luz que al mundo ilumina, 
Su Amor que nos limpia el alma, 
Su Paz que nos da la calma, 
!Misericordia Divina! 

Navidad es como un rió, 
con su caudal delicioso, 
Dios puede hacer muy dichoso 
a tu corazón y al mío.

Es, como la primavera, 
que llena el campo de flores, 
Es guirnalda de colores, 
El gozo que el alma espera. 

Navidad es la dulzura, 
Con ella Cristo aparece 
y un nuevo día amanece 
lleno de especial Ventura.

Oasis para el cansado 
Manantial para el sediento. 
Desde este feliz momento 
Dios se ha puesto a nuestros lado.

Así es la Navidad, 
Y así el Dios que nos la envía 
Un preludio de alegría 
y eterna felicidad. 






Cantares Navideños 

Cantares Navideños, 
Pregón de la alegría, 
Los rostros muy risueños 
se muestran ese día.

Guirnalda de canciones, 
hermosas todas ellas, 
que expresan emociones 
y muchas cosas bellas. 

Pero hay en sus cantares 
un contraste evidente. 
Sus cantos, son primores, 
pero ellos no los sienten. 

Proclaman la belleza 
de este día sagrado, 
mas no viven la fuerza 
de haberlo comprobado. 

No ven el nacimiento de Cristo, 
en su memoria. 
Lo cantan, porque es cierto, 
según dice la historia. 

!Cuan distinto y hermoso, 
es, que un ser redimido, 
a Dios cante gozoso, 
porque esta agradecido. 

Su canción, triunfadora, 
se eleva hacia la altura, 
pues ve en Jesús, la Aurora, 
de su eterna Ventura. 

El merito agradable, 
se encuentra en la intención, 
que a Dios hay que alabarle, 
con alma y corazón. 

Después de estas razones, 
permite mi osadía, 
Que tal son tus canciones, 
en este Santo DIA? 






Llegó la Navidad 

Llego la Navidad, la fiesta hermosa 
que para el alma es como un dulce beso, 
Sedante en la política nerviosa, 
descanso entre la prisa y el progreso. 

Llego la Navidad, y con su encanto, 
las calles se engalanan e iluminan. 
En todas partes suena bellos cantos, 
Manjares y champaña se compaginan.

Llego la navidad, con sus mensajes 
de amor y Salvación para el perdido. 
Dios, habla al corazón en su lenguaje 
y el hombre no se da por aludido. 

Llego la navidad. Llego con ella 
la Paz, al pecador que se arrepiente, 
Quien busca al Dios de amor, vera la estrella, 
que vieron los tres magos del Oriente. 

Llego la navidad, con su alegría, 
llego la navidad, sencilla y pura, 
llego, y en mi alma Cristo renacía, 
llenando mi existencia de hermosura.